Hipoacusia con audífonos vs. implantes cocleares

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin

Conoce el testimonio de una joven con hipoacusia neurosensorial quien cambió los audífonos por implantes cocleares y los beneficios que obtuvo con esta solución auditiva.

A la pequeña Leidy Hoyos le descubrieron pérdida auditiva cuando tenía 8 años de edad. Ella nació con audición normal, pero un poco más tarde un medicamento le causó una hipoacusia neurosensorial bilateral. Hay cierto tipo de medicamentos que, aunque útiles para combatir una enfermedad, pueden producir ototoxicidad como efecto adverso¹, es decir, que pueden alterar el correcto funcionamiento de las estructuras del oído, conllevando la pérdida de la audición. Eso le ocurrió a Leidy.

Como primera opción de tratamiento le indicaron el uso de audífonos, sin embargo, estos dispositivos no fueron suficientes para contrarrestar su pérdida auditiva, pues esta se hizo progresiva: cada vez escuchaba menos.

A sus 31 años, varias de sus actividades cotidianas se vieron afectadas, hasta el punto de no poder tener una conversación con una persona sin mirarla a la cara para poder leer sus labios o descifrar lo que le estaban diciendo. La comprensión de las palabras, en especial en ambientes ruidosos, se convirtió para ella en un dolor de cabeza.

Gracias al acompañamiento de un especialista en audición, Leidy encontró en los implantes cocleares una alternativa a sus problemas de audición. Estos dispositivos auditivos fueron la opción para Leidy cuando su contacto con los sonidos se desvanecía del todo. En 2017 recibió una cirugía de implante auditivo de Cochlear™.

¿Pudo volver a escuchar y hablar mejor? ¿Cómo es la hipoacusia con audífonos vs. implantes cocleares? Descúbralo escuchando su testimonio:

Una persona con pérdida auditiva leve que usa audífonos, lo que estos le aportan es una amplificación del sonido, le “suben el volumen” a su entorno, lo que le permite discriminar los sonidos, comprender el lenguaje y los ruidos a su alrededor.

Quien presenta una hipoacusia severa o profunda, requiere de un implante coclear que reemplaza las células ciliadas del oído interno para poder escuchar y discriminar sonidos, que le dará la posibilidad de realizar sus tareas diarias y relacionarse con los demás en su casa, estudio, lugar de trabajo u ocio. Eso, a su vez, representa bienestar emocional y mental².

¿Qué es la hipoacusia neurosensorial?

Es importante entender un poco sobre esta condición, uno de los tipos de hipoacusia que pueden presentar las personas.

El oído interno y el nervio auditivo están conectados y tienen que trabajar juntos. Lo cual hace fundamental la detección y atención temprana.

Si este es el caso de su hijo o un ser querido, debería leer:

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

Referencias

  1. Implantes cocleares en los Institutos Nacionales de la Salud: https://www.nidcd.nih.gov/es/espanol/implantes-cocleares
  2. Depresión y ansiedad en personas con deficiencia auditiva: revisión de literatura http://revistavirtual.ucn.edu.co/index.php/RevistaUCN/article/download/91/185 

D1581493-3