soluciones para la hipoacusia

¿Cómo prevenir la pérdida auditiva?

Compartimos con usted algunas recomendaciones que pueden servir para cuidar su audición y la de sus hijos. Si bien en algunos casos la pérdida auditiva se debe a una condición congénita, en muchos otros también se deriva de causas evitables. La exposición inadecuada al ruido, la contaminación acústica o infecciones, son algunas de las causas de pérdida auditiva que pueden prevenirse.

problemas de audición

¿Cómo prevenir la pérdida auditiva?

Éstas son algunas prácticas que pueden ayudar a prevenir la pérdida auditiva, así como los cuidados necesarios para el bienestar de los niños.

  • Evite ruidos estridentes

Los ruidos ambientales pueden ser una de las causas de la pérdida de la audición. Una forma de evitarlos es alejarse de la contaminación auditiva de la ciudad, ruidos fuertes y desagradables, como los sonidos de las máquinas y herramientas que se usan en obras de construcción, los generados por el flujo vehicular, bocinas de vehículos, camiones y buses, parlantes con alto nivel de volumen en el espacio público, sonidos industriales de fábricas.

En el caso de los niños trate de evitar la exposición a estos ruidos mencionados puesto que sus oídos son más delicados.

  • Prestar atención a los auriculares

Si su hijo o usted mismo utiliza auriculares (no como ayuda auditiva sino para la reproducción de audio de diferentes dispositivos electrónicos), debe tener en cuenta que usarlos por largos períodos de tiempo y alto volumen, pueden causar pérdida de audición.

Existe una creciente preocupación sobre el daño potencial causado por el uso de audífonos para reproductores de audio digital como teléfonos inteligentes, tabletas y reproductores mp3.

Se sugiere usar auriculares de buena calidad, aunque su costo sea mayor. Sus ventajas radican en que una tecnología más avanzada puede ayudar a cancelar mejor el ruido exterior y permite que se escuche mejor el audio sin necesidad de subir el volumen.

Entre los factores para elegir audífonos se encuentran: ergonomía, materiales, tecnología y tamaño.

Se recomienda cumplir “la regla de los 60”. Es decir, no escuchar música a más de 60 decibelios durante más de 60 minutos.

60 db equivalen a los sonidos en una oficina o en un restaurante con mucho movimiento, o una conversación en voz alta.

Le puede interesar: ¿Qué es la hipoacusia o sordera?

  • Controlar el nivel de volumen de dispositivos electrónicos

Los altos niveles en el volumen de dispositivos electrónicos como televisores, reproductores de música o celulares pueden afectar la audición a largo plazo. Se recomienda evitar superar los niveles de volumen sugeridos en la ficha técnica de cada aparato electrónico.

Si los niños tienden a subir demasiado el volumen de los dispositivos electrónicos, puede ser síntoma de pérdida auditiva. Se recomienda hacer un monitoreo de este comportamiento y en caso de que persista, solicite una cita médica.

  • No usar hisopos

Esta recomendación va contra la opinión de muchos que creen que limpiar diariamente los oídos con hisopos de algodón es sinónimo de higiene auditiva.

Al respecto los especialistas del oído recomiendan no introducir bastoncillos ni otros objetos en los oídos.

Es necesario precisar que cuando se introducen se termina por empujar el cerumen y tapar los oídos, por lo que hay que tener sumo cuidado con los niños y bebés. Si bien es necesario limpiar los oídos, hay que tener en cuenta también que el cerumen protege el oído de diversas infecciones.

Para limpiarse el oído basta con mojarlo en la ducha y limpiar la zona más externa de la oreja con una toalla o paño húmedo. De hecho, el oído es un órgano que tiene un sistema natural de autolimpieza, es decir, se limpia por sí solo.

Estas son las señales para detectar si su hijo o hija sufre de hipoacusia.

  • Mantener los oídos secos

Secar bien los oídos después de bañarse, o de nadar, es muy importante para prevenir muchas infecciones con hongos. Los conductos auditivos deben mantenerse bien secos, sin humedad alguna.

Si practican natación, en especial los niños, deben usar tapones que protejan adecuadamente el oído externo.

  • Tratar adecuadamente las infecciones

Las infecciones en el oído son una de las mayores causas de pérdida de audición. Esto abarca gripes, resfriados, entre otras que, si no se tratan adecuadamente, podrían resultar perjudiciales.

Éstas son algunas recomendaciones de cuidado para evitar la pérdida auditiva. Pero, además, hay que tener en cuenta las revisiones auditivas necesarias. Asistir a centros especializados en audiología, someterse a tests de audición y demás.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es sólo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™.

Compartir este post​

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

La información en este sitio web es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva.

Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear.
Conozca la política de privacidad para Colombia. 

Copyright © 2018 Cochlear Ltd. All rights reserved