Hermelinda renació cuando recibió su implante coclear y volvió a escuchar

Hipoacusia. Implantes-cocleares en adultos mayores
mayo 15, 2020

Hermelinda Rey perdió la audición en 2012. Tenía más de 60 años. Un implante CochlearTM Nucleus®️ le permitió volver a escuchar. La hipoacusia en adultos mayores debe ser diagnosticada y tratada, ya que tiene un alto impacto negativo para su bienestar emocional, social y cognitivo.

Oír. A veces bien, otras no tanto, pero oír. Y, de pronto, dejar de hacerlo. Eso le pasó a Hermelinda Rey. Luego de un vértigo terrible, un mareo que no había sentido nunca, no escuchaba nada.

«Yo oía bien, pero perdí mis dos oídos», cuenta Hermelinda. A partir de ese momento su mundo quedó en silencio, se distanció de sus seres queridos y dejo de disfrutar de muchas de sus actividades preferidas.

Según las cifras del Instituto Nacional de Sordera y Otros Desórdenes de la Comunicación¹, de Estados Unidos, un tercio de las personas entre 65 y 74 años tienen algún tipo de pérdida de la audición. Y una de cada dos personas mayores de 75 años tiene problemas para oír. En otras palabras: es una situación común, más frecuente de lo que se piensa y con un alto subdiagnóstico por falta de consulta, especialmente.

La pérdida de la audición en adultos mayores tiene serios impactos cuando no se atiende, pues puede generar aislamiento y afectar la salud mental y anímica de las personas. Eso lo sabe Hermelinda. “Dejé de entender. Es muy triste no oír”.

Tratar la hipoacusia

El primer paso debe ser identificar, con un profesional de la salud, el tipo de hipoacusia, el grado de esta y los niveles de audición que se tengan, es decir, qué tanto oye la persona. Dependiendo de ello, un equipo de especialistas definirá cuál es el mejor tratamiento.

El uso de prótesis auditivas -o audífonos- puede ser una alternativa. Pero, dependiendo del grado de la pérdida auditiva, el equipo médico también puede considerar el uso de implantes cocleares como los que recibió Hermelinda en 2014. “Nací de nuevo al volver a escuchar”, dice ahora.

Tras ser implantada siguió el proceso de rehabilitación auditiva, fundamental para las personas hipoacúsicas, para adaptarse mejor a esta nueva forma de escuchar, para poder sacar todo el potencial de sus procesadores.

Volver a escuchar, volver a nacer

Recuperar la audición, sin importar la edad, es como volver a nacer, porque les permite a la persona hipoacúsica reconectarse con sus seres queridos y las actividades que ama, lo que favorece su salud mental y emocional. Así lo sintió Hermelinda cuando pudo escuchar de nuevo.

Al preguntarle a Hermelinda sobre un consejo para los adultos mayores que, después de recibir el acompañamiento médico requerido, son candidatos a un implante coclear, ella respondió: «Que se operen. Digan sí».

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

Referencias

¹ En: https://www.nidcd.nih.gov/es/espanol/perdida-de-audicion-en-los-adultos-mayores


D1750419