Guía para reconocer problemas auditivos en adolescentes

Identificar problemas auditivos en adolescentes
noviembre 18, 2020

La pérdida de la audición no es una condición exclusiva de los adultos mayores. Diferentes causas pueden llevar a que un adolescente presente problemas auditivos. Detectar a tiempo esta pérdida es fundamental para un correcto tratamiento.

¿Puede un adolescente presentar problemas auditivos? Podría pensarse que la juventud sirve como escudo protector contra la hipoacusia o pérdida auditiva. Sin embargo hay varias situaciones que afectan la audición de los adolescentes, desde las infecciones de oídos recurrentes o crónicas, hasta los problemas genéticos o enfermedades como la meningitis.

Pero lo cierto es que la audición de los adolescentes, más ahora que antes, está en riesgo. ¿Por qué? Por el ruido, básicamente. En las ciudades, en el trabajo, en los sitios de diversión. El ruido como rutina. Los adolescentes parecen estar expuestos a niveles perjudiciales que, a largo plazo, terminarán afectando su salud auditiva.

Alrededor de 1.100 millones de adolescentes y jóvenes¹, calculaba la Organización Mundial de la Salud en 2015, “corren el riesgo de sufrir pérdida de audición por el uso nocivo de aparatos de audio personales, como teléfonos inteligentes, y por la exposición a niveles sonoros dañinos en lugares de ocio ruidosos, como clubes nocturnos, bares y eventos deportivos”.

Un estudio anterior, llevado a cabo en la Clínica Barajas, de Santa Cruz de Tenerife, en España, encontró que de la muestra de adolescentes estudiados, 65 % de ellos estaba expuesto a niveles de ruido superiores a los 85 decibeles (dB), reconocidos como límite de riesgo de exposición semanal².

8 horas de exposición a un ruido superior a los 85 decibeles son suficientes para alterar el oído interno y lesionarlo³.

Consejos para gamers con hipoacusia

La laberintitis, la otitis y el síndrome de Ménière son problemas que afectan el oído y, con el tiempo, pueden terminar causando mella en la audición, infecciones que podrían alterar estructuras del oído y causar hipoacusia. 

También, claro, los colesteatomas y la otosclerosis, así como el riesgo de recibir algún medicamento ototóxico.

Vale la pena recordar que hay diferentes tipos de hipoacusia:

¿Cómo saber que hay problemas de audición?

Hay algunas señales que pueden darles, a los padres de familia, algunos indicios de que sus hijos adolescentes no están escuchando correctamente. También es posible que el adolescente manifieste tener algunos de estos síntomas, que indicarían la necesidad de consultar con un especialista sobre su salud auditiva y saber si existe algún nivel de pérdida de la audición.

Si bien algunos adolescentes pueden ser desatentos a los llamados, el repicar del teléfono o el toque en la puerta, es importante tener presente que eso también puede ser una señal de que algo no anda bien con su audición. 

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

Referencias
¹ 1.100 millones de personas corren el riesgo de sufrir pérdida de audición. En: https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2015/ear-care/es/
² La exposición a ruido por actividades de ocio en adolescentes. En: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0214460301762067
³ https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2015/ear-care/es/

D1787826