Conozca cuáles son las pruebas de audición y cómo se aplican

Como se aplican las pruebas de audición
noviembre 23, 2020

¿Cómo saben los especialistas que hay una pérdida auditiva? Hay señales que advierten la presencia de la hipoacusia, pero se requiere practicar algunas pruebas de audición para confirmar el tipo y grado de dicha pérdida.

Es posible intuir que una persona tiene problemas de audición, pues hay signos o señales que advierten sobre esa pérdida: tener que escuchar la radio o la televisión con altos volúmenes, especialmente en los adultos, por ejemplo. O no reaccionar a los sonidos, en los bebés.

Sin embargo, para determinar con precisión el tipo y el grado de la pérdida, es necesario realizar una serie de test auditivos, que permitan realizar el diagnóstico preciso y encontrar, también, cuál es el tratamiento indicado para cada persona, de acuerdo con sus condiciones y características.

Estos son los tipos de pruebas de audición

Los exámenes de audición para el diagnóstico de la hipoacusia también dependen de la edad. Es recomendable que a todo recién nacido se le practique, antes de los tres meses, dos pruebas fundamentales:

Estas también se aplican en niños más grandes y en adultos en quienes se sospecha de algún tipo de pérdida.

Otras pruebas de audición son:

Audiometría (prueba de tonos puros)

Se utiliza para evaluar la capacidad de escuchar los sonidos, dependiendo de su volumen (medido en decibeles o dB) y la frecuencia (que se mide en hertz, hz), que puede ser aguda, media o grave. La representación gráfica de los resultados se conoce como audiograma.

Impedanciometría o inmitancia acústica

Técnica utilizada para medir la integridad y funcionalidad del oído medio (tímpano, caja timpánica, cadena osicular, trompa de Eustaquio, reflejo estapedial) mediante el uso del impedanciómetro.

Logoaudiometría

Es una prueba que evalúa la capacidad de comprensión del lenguaje hablado a través de la discriminación de la palabra. Es decir, contabilizar cuántas palabras se pueden repetir correctamente.

Así se realizan las pruebas de audición

Para llevar a cabo las pruebas mencionadas es necesario el uso de equipo especializado: un audiómetro para la audiometría y la logoaudiometría; un impedanciómetro para la impedanciometría y un equipo de electrofisiología para la PEATC y la EOA.

En el caso de la audiometría y la logoaudiometría, por ejemplo, la persona entrará en una cabina sonoamortiguada y, con ayuda de unos auriculares, se le enviarán sonidos de diferentes tonos e intensidades para identificar mejor sus problemas de escucha, si es igual en ambos oídos (pérdida bilateral) o afecta un solo oído (pérdida unilateral). También se usarán equipos de medición, que indicarán el nivel de esa pérdida.

¿Duele una prueba de audición? Para estas pruebas no se necesita ninguna preparación previa, como ayunos, por ejemplo. Y si bien para algunas personas puede resultar incómoda, no representa ningún riesgo ni genera dolor. 

Aunque vale la pena tener en cuenta que, para los potenciales evocados auditivos, se requiere que las personas se queden sin moverse durante toda la prueba. Si el examen es para un niño, se les pide a los padres que no le permitan dormir durante un tiempo, para poder lograr el sueño fisiológico durante la prueba.

¿Cuál es la finalidad de una prueba de audición?

Finalmente lo que se busca con las pruebas auditivas es determinar si la audición es normal o no. Los resultados obtenidos ayudarán al especialista (audiólogos u otorrinolaringólogos, entre otros) a tomar decisiones sobre los tratamientos a seguir para contrarrestar la pérdida auditiva. Una de esas opciones es la necesidad de un implante coclear como solución para la hipoacusia.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

D1788096