Estas son algunas de las acciones más comunes que pueden afectar su salud auditiva

Salud auditiva

Estas son algunas de las acciones más comunes que pueden afectar su salud auditiva

Share on facebook
Share on twitter
Share on facebook
Share on twitter

¿Qué acciones pueden dañar el oído? ¿Cuáles de las actividades que realizamos todos los días pueden estar poniendo en riesgo la salud auditiva? En el día a día hay situaciones que atentan contra el bienestar del sistema auditivo. Descúbralas.

Pérdida de la audición inducida por el ruido. Ese es el nombre de uno de los capítulos sobre salud auditiva que se puede encontrar en el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación, de los Estados Unidos.

Y no se trata de unos pocos casos. El Centro de Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), realizó un estudio en el que encontró que alrededor del 6 % de los adultos menores de 70 años, en Estados Unidos, presentaban pérdidas en su capacidad de escuchar por uno o ambos oídos a causa de la exposición a ruidos fuertes¹.

La cifra sube hasta el 17 % cuando se evalúa a las personas entre los 12 y los 19 años, según otra investigación publicada en la revista Pediatrics²

El ruido es una condición de la vida moderna. Los centros urbanos son ruidosos: autos, maquinaria, aviones, trenes, construcciones, conciertos… En general, la actividad humana genera niveles de contaminación auditiva. Pero el verdadero riesgo está en la exposición permanente, y en ocasiones voluntaria, a estos ruidos. 

Entonces, ¿qué sonidos pueden causar daño a la salud? Más que una serie de sonidos, es su intensidad lo que afecta la capacidad de escuchar.

Hábitos en contra de la salud de sus oídos

Hay enfermedades que afectan la salud auditiva y medicamentos que pueden alterar la capacidad de escuchar bien. Se puede estar expuesto a ruidos tan fuertes, como el que produce una explosión, que hacen que se pierda la capacidad de oír.

Sin embargo, hay otros casos en que las acciones rutinarias son las que van menoscabando el buen funcionamiento de las diferentes partes del sistema auditivo. ¿Cuáles?

Un artículo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado en 2015, ya dejaba claro el riesgo al que se enfrentan muchas personas voluntariamente. 

“En estudios realizados en países de ingresos medianos y altos y analizados por la OMS se desprende que casi el 50% de los adolescentes y jóvenes de 12 a 35 años están expuestos a niveles perjudiciales de ruido por el uso de aparatos de audio personales y que alrededor del 40% están expuestos a niveles de ruido potencialmente nocivos en lugares de ocio”, señalaba el informe³ que, además, alertaba que más de mil millones de personas están en riesgo de perder su audición por malos hábitos.

La exposición a ruidos de más de 85 decibeles (dB) durante ocho horas o 100 dB durante 15 minutos, son perjudiciales para la salud auditiva.

Hay otras acciones o circunstancias que parecen inocentes, pero que afectan y dañan las partes del oído que intervienen en la audición:

También hay estudios que relacionan la obesidad con problemas de audición, toda vez que los problemas de sobrepeso están entre las causales de la diabetes tipo 2, una condición que a su vez puede estar asociada a la pérdida de la calidad auditiva⁴.

¿Cómo contrarrestar las acciones que dañan su audición?

¿Cómo se pueden prevenir los daños en el oído? Si, por cuestiones de trabajo, se ve expuesto a ruidos superiores a los 85 dB como el causado por maquinaria, grandes motores o amplificación de la música, asegúrese de usar la protección necesaria para cuidar de su salud auditiva. Asegúrese de contar con tapones para los oídos que, efectivamente lo protejan. 

Es importante verificar el volumen de la música que se escucha con auriculares, así como la cantidad de tiempo y la frecuencia con la que se está expuesto a estos sonidos. No es buena idea abusar de su uso.

Evite situaciones donde el ruido sea perjudicial. Recuerde que hay niveles de ruido que, en poco minutos, pueden afectar su salud auditiva, pero otros van lesionándola poco a poco. Los espacios de ocio (conciertos, bares, pubs, discotecas o boliches) visitados regularmente pueden terminar alterando la capacidad de escucha. Es una buena idea el uso de tapones para reducir el impacto en estos lugares.

Si debe trabajar con auriculares durante toda su jornada laboral, procure que el volumen sea el adecuado, por el bienestar de su escucha.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™