El usuario de un implante coclear corre la carrera de su vida

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin

Nick Cooke, de 20 años, piloto de motos de cross y usuario de un implante coclear, ha emprendido la carrera de su vida: la durísima Tatt’s Finke Desert Race en Alice Springs, el centro rojo de Australia. Nick se presentó con una moto que él mismo construyó con la ayuda de un amigo de la familia, y se preparó durante meses para esta carrera de dos días por todoterreno. Era su objetivo final desde que aprendió a montar en moto por primera vez a los tres años.

Apoyado por sus padres, Nick creció con una gran pasión por el deporte. A pesar de ser sordo del oído izquierdo desde que nació y de haber perdido la mayor parte de la audición del oído derecho durante unas vacaciones familiares en el tercer grado, Nick nunca ha permitido que su pérdida de audición le frene.

Al recibir su implante coclear a los 10 años, Nick dice que ha supuesto «una gran diferencia» en su vida. Desde el principio, se sintió más incluido y sus notas escolares mejoraron. «Ya no tenía que sentarme delante de la clase, podía oír al profesor», dice Nick. «Podía jugar a las cartas o hacer una actividad con otro compañero y no tener que mirarlos. Simplemente podía oírlos».

El sistema de implante coclear de Nick también le ofrecía la seguridad de poder oír los coches y los tranvías, así como lo que se decía a su alrededor, algo que le permitió montar en moto y disfrutar de una amplia gama de deportes mientras crecía.

«En el colegio jugaba a la raqueta, al baloncesto, al downball, al tenis… Lo hice todo», dice Nick. «Realmente no dije que no a ningún deporte. Crecí montando en moto, crecí haciendo wakeboard y snowboard». Ha descubierto cómo acomodar su procesador de sonido CochlearTM Nucleus® 7 bajo los cascos deportivos que lo protegen.

En lugar del motocross, en el que suelen correr grupos de pilotos juntos, Nick ha elegido las pruebas de Enduro, en las que los participantes corren contra el reloj y con una salida escalonada según su posición en una contrarreloj preliminar.

«Es un poco más seguro con su mejorada marcha. En mi opinión, también es un poco menos peligroso… hay menos accidentes… es más técnico», dice Nick, que, dado el ruido de los motores, no necesita confiar en su oído durante la carrera.

Además de las sesiones en el gimnasio y de hacer footing, el trabajo a tiempo completo como aprendiz de paisajista ayudó a Nick a prepararse físicamente para este último reto, que implicaba correr a toda velocidad durante las tres horas y media diarias. 

Avisado de las restricciones de COVID-19 en su estado natal, Nick pudo llegar al sitio de la carrera antes de que se cerraran las fronteras y competir durante los primeros 230 km. Al participar en la competición por primera vez, Nick dice que su objetivo no era estar entre los corredores más rápidos, sino terminar la carrera y «aprender a hacerlo bien y con seguridad» en las condiciones del desierto, a menudo de arena profunda.

Muchos de los demás competidores quedaron impresionados por su participación en la carrera y se interesaron de verdad por conocer su implante coclear y lo que le motivó a competir.

«Les pareció increíble que hubiera llegado tan lejos, que pudiera hacer la carrera y que no viera mi pérdida auditiva como algo negativo», dice Nick. «Ser abierto al respecto también les ayuda a educarse, para que sepan cómo hablar con otra persona con una discapacidad auditiva».

Con la vista fijada en la Finke Desert Race del año que viene, Nick quiere animar a otros jóvenes usuarios de implantes cocleares a «ir a por ello… no importa lo que sea – surf, snowboard, montar en moto – no dejes que tu discapacidad auditiva o cualquier otra discapacidad te impida hacer lo que te gusta». Dice que no se trata de ser el mejor, sino de participar, divertirse y hacerlo lo mejor posible.

© Cochlear Limited 2021.

Busque el consejo de su profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida auditiva. Los resultados pueden variar y su profesional de la salud le aconsejará sobre los factores que podrían afectar su resultado. Lea siempre las instrucciones de uso. No todos los productos están disponibles en todos los países. Póngase en contacto con su representante local de Cochlear para obtener información sobre el producto.

Las opiniones expresadas son las del individuo. Consulte a su profesional de la salud para determinar si es candidato para la tecnología Cochlear.

ACE, Advance Off-Stylet, AOS, AutoNRT, Autosensitivity, Beam, Bring Back the Beat, Button, Carina, Cochlear, 科利耳, コクレア, 코클리어, Cochlear SoftWear, Codacs, Contour, コントゥア, Contour Advance, Custom Sound, ESPrit, Freedom, Hear now. And Always, Hugfit, Hybrid, Invisible Hearing, Kanso, MET, MicroDrive, MP3000, myCochlear, mySmartSound, NRT, Nucleus, Osia, Outcome Focused Fitting, Off-Stylet, Profile, Slimline, SmartSound, Softip, SPrint, True Wireless, the elliptical logo y Whisper son marcas comerciales o marcas comerciales registradas de Cochlear Limited. Ardium, Baha, Baha SoftWear, BCDrive, DermaLock, EveryWear, Human Design, Piezo Power, SoundArc, Vistafix y WindShield son marcas comerciales o marcas registradas de Cochlear Bone Anchored Solutions AB.

Código: D1890821