Implante auditivo de conducción ósea: cirugía y cuidados

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin

El tratamiento clínico de la hipoacusia conductiva, mixta y unilateral es, en ocasiones, un implante auditivo de conducción ósea. Estos requieren de una cirugía. ¿Cómo debe cuidarse tras esta operación? Un cirujano y otólogo responde.

La hipoacusia conductiva, aquella en donde hay algo que impide que las ondas sonoras lleguen al oído interno por medio del oído externo y medio, tiene una solución: los implantes de conducción ósea, también conocidos como implantes acústicos.

Estos implantes aprovechan una vía natural para la audición: la vibración del hueso mastoideo, evadiendo las partes afectadas del oído externo y el medio, para llevar las vibraciones hasta el oído interno, que luego se convertirán en señales eléctricas que viajarán por el nervio auditivo hasta el cerebro para ser interpretados. ¡Pura ciencia! 

Pero para que una persona pueda usar este dispositivo auditivo tiene que haber una cirugía. El otólogo, neurocirujano y  consultor de Cochlear para Latinoamérica, doctor Jorge Almario, cuenta algunas particularidades de esa cirugía y unos detalles sobre los cuidados que deben tener quienes reciben este implante que les permitirá escuchar nuevamente con claridad. 

¿Cómo es una cirugía de implante de conducción ósea?

Algunas precisiones sobre la cirugía:

“Es una herida simple, pequeña”, explica el neurocirujano Almario. Y agrega que se trata de una cirugía que “dura aproximadamente 30 minutos y es de bajo riesgo, porque no se toca el oído (como sí ocurre en la cirugía de implante coclear) ni se interviene en cercanías del nervio facial”. 

Advierte el especialista, sin embargo, que es posible que haya un abultamiento mayor, “porque el implante acústico tiene un perfil más grueso que el implante coclear”.

Pero, si le interesa conocer más a fondo esta cirugía, lo invitamos a leer este artículo de nuestro blog.

¿Cómo es la recuperación tras una cirugía de implante acústico?

El proceso de recuperación es similar al del implante coclear. Es importante cuidar la hidratación y la buena alimentación de la persona implantada. En algunas ocasiones el médico tratante puede indicar la toma de medicamentos para el dolor o para evitar posibles infecciones.

Aperturas de la herida, fiebre, enrojecimiento de la zona afectada o pus son señales de alarma que deben ser atendidas con prontitud. “La cicatrización es tal vez la parte más compleja. No mojar la herida durante la primera semana. No maltratar la zona quirúrgica”, advierte el doctor Almario. 

Durante los primeros días tras la cirugía, se recomienda que lave la herida con una toalla humedecida y la seque con pequeños toques. Es recomendable evitar las duchas o el lavado profundo de la herida. 

El proceso de cicatrización puede tardar entre tres y cinco semanas. Durante ese periodo (y si no le incomoda al hacerlo), es buena idea dormir sobre el lado que fue intervenido, para ayudar al proceso de cierre de la herida. 

Finalmente, es muy recomendable evitar durante los primeros meses las actividades acuáticas. Los golpes en la zona donde está el implante también son un riesgo que deben evitar incluso una vez cicatrizada la herida y encendido el procesador de sonido.

¿Qué esperar de la cirugía de implante acústico o de conducción ósea?

Las expectativas de los pacientes que van a recibir un implante auditivo de conducción ósea o implante acústico suelen ser altas, pero se ven compensados. 

“Son dispositivos con un alto índice de confiabilidad, es una tecnología altamente confiable”, asegura el neurocirujano Almario. 

A diferencia del implante coclear, los implantes acústicos son “un fenómeno on/off”, lo define el doctor Almario: “Con solo prenderlo, el paciente va a escuchar bien. El proceso de ajuste es muy rápido”. 

Recuerde que si usted sospecha que tiene algún tipo de pérdida auditiva, consulte con un especialista para confirmarlo y diagnosticar correctamente su hipoacusia.

¿Tiene preguntas sobre la hipoacusia?

Tenga en cuenta

Pida consejo a su profesional de la salud acerca de los tratamientos para la hipoacusia. Los resultados pueden variar, y el profesional de la salud le indicará qué factores pueden afectar a sus resultados. Lea siempre las instrucciones de uso. No todos los productos están disponibles en todos los países. Si desea obtener información sobre los productos, póngase en contacto con el representante local de Cochlear.

D1988418