Martina y su procesador de sonido Kanso® 2, de Cochlear™

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin

Implantada cuando tenía 18 meses de vida, Martina, a sus 14 años, actualizó sus procesadores de sonido a Kanso® 2. Ahora tiene una experiencia de escucha que le permite disfrutar, aún más, de los sonidos que la rodean.

Martina es una adolescente usuaria de implante bilateral y escucha ahora gracias a las soluciones auditivas de Cochlear™. Actualmente es usuaria de procesadores de sonido Kanso® 2. 

A los cinco meses sus padres se dieron cuenta que algo andaba mal y que ella no podía escuchar en ambos oídos. Pruebas fueron y vinieron: audiometrías, potenciales evocados auditivos, consultas con especialistas y al final, un diagnóstico: hipoacusia bilateral profunda. 

Martina, pues, no escuchaba nada: ni el ruido del secador de cabello ni la aspiradora ni el rugir del motor de una motocicleta ni el traqueteo del subterráneo; menos aún las voces de sus padres, la música, el viento en las copas de los árboles.

La solución estaba en la ciencia: el implante coclear. A Martina la implantaron cuando tenía 18 meses. Ahora, a los 14 años, cuenta cómo es su experiencia después de actualizar sus procesadores a la más reciente tecnología y utilizar el procesador de sonido Kanso® 2 en ambos oídos.

Aprendiendo a escuchar

Martina recibió lo que se conoce como una implantación temprana. Es un hecho que los niños con hipoacusia que reciben el implante en sus primeros meses de vida logran niveles de audición y desarrollo de lenguaje similares a los de un niño normoyente. 

Aún así, Martina documentó en un libro su proceso de audición, un álbum donde llevó un registro de sus experiencias, de sus actividades. Es un diario de su audición, donde consta el recorrido de su aprendizaje, sus logros y los procesadores que la han acompañado durante su vida.

Porque los 14 años de la vida de Martina podrían contarse, también, por los procesadores que ha tenido: del Freedom™ al Kanso 2, de paso por el Nucleus® 5, el Nucleus 6 y la primera versión del procesador Kanso. 

La experiencia de escuchar con el Kanso 2

Se acuesta en el césped, saca su teléfono móvil y busca el video que tanto le gustó. ¡Qué importa si hay ruido alrededor! Martina sabe que el sonido irá directamente a su procesador, que escucharlo no será ningún problema. 

“A veces siento que no tengo ningún procesador puesto”. Lo dice con sorpresa, claro. El Kanso 2 es más pequeño y más liviano que otros procesadores. 

>>Descubra aquí con cuáles implantes es compatible el procesador de sonido Kanso 2<<

Fue amor a primera vista… o a primer sonido, mejor. Hay una onomatopeya que usa Martina para describir aquella sensación cuando envió el audio desde su celular directamente a su procesador: “¡Wow!”.

Hace una lista de las ventajas que ha encontrado en este dispositivo. “El cargador portátil me salvó un montón de veces la vida. Lo llevo a todos lados, lo conecto y lo puedo seguir usando el procesador mientras lo cargo”. Y sobre la unidad para cargar y deshumidificar los procesadores a la vez la basta con un par de palabras:  “Está buenísimo”. 

Nucleus Smart App para Kanso 2

“Lo manejo todo desde el celular”, dice Martina, mientras le sube y le baja el volumen a su procesador de sonido Kanso 2. “Fue uno de mis cambios favoritos”. 

Lo hace por medio de la aplicación Nucleus Smart App con la que puede, además, ajustar el volumen, configurar objetivos de audición, responder las llamadas e, incluso, usar la función “localizar mi procesador” (Find My Processor) por si llegase a perderlo.

El camino a la audición de Martina empezó hace catorce años, pero sigue explorando nuevas posibilidades y experiencias gracias a los nuevos desarrollos logrados por Cochlear™

Tenga en cuenta

Pida consejo a su profesional de la salud acerca de los tratamientos para la hipoacusia. Los resultados pueden variar, y el profesional de la salud le indicará qué factores pueden afectar a sus resultados. Lea siempre las instrucciones de uso. No todos los productos están disponibles en todos los países. Si desea obtener información sobre los productos, póngase en contacto con el representante local de Cochlear.

Las opiniones expresadas pertenecen a los individuos. Consulte a su profesional de la salud para
saber si reúne las condiciones para el uso de tecnología Cochlear.

D1984188