Estos son los tipos de hipoacusia y los posibles tratamientos para la pérdida auditiva

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin

Los tipos de hipoacusia dependen de la parte afectada del oído y el nivel de pérdida auditiva que tenga una persona. Conozca de qué se trata la hipoacusia conductiva, neurosensorial o mixta y cómo tratarla.

La hipoacusia o pérdida auditiva se mide en decibeles (dBHL). Este valor representa el nivel más bajo al que usted o su hijo pueden oír. Puede comprobarse para ambos oídos (bilateral) o para cada oído (unilateral).

Grados de hipoacusia

El nivel de hipoacusia que afecta a una persona se clasifica en leve, moderada, severa o profunda, de acuerdo con los dBHL que puede oír.

Capacidad auditiva

Cuando se tiene hipoacusia profunda, la persona podría recurrir a alternativas como lectura de labios, lengua de señas o uso de un implante coclear.

Frecuencia auditiva

Niveles de audición

Para comprender mejor los grados de la audición, estos son algunos ejemplos de sonidos en decibeles que escuchamos en la vida cotidiana y que pueden afectar la audición.

Ruidos fuertes que pueden afectar la audición

¿Cuáles son los tipos de hipoacusia?

Podemos distinguir entre varios tipos de hipoacusia según la localización de la lesión:

1. Hipoacusia conductiva

La hipoacusia conductiva se produce cuando algo impide que las ondas sonoras pasen al oído interno a través del oído externo y medio. Puede mimetizar fácilmente la hipoacusia conductiva tapándose el oído, es básicamente el mismo efecto.

Causas:

Síntomas:

El habla tiende a sonar inteligible, pero cuando el volumen es lo suficientemente alto y no hay demasiado ruido de fondo. Las prótesis auditivas convencionales ayudan, pero a veces no es suficiente.

Soluciones para la hipoacusia conductiva:

Prótesis auditivas o audífonos

Implantes acústicos de conducción ósea:

Implantes acústicos de conducción ósea

2. Hipoacusia neurosensorial

El término hipoacusia neurosensorial describe dos problemas diferentes: pérdida sensorial que atañe al oído interno y pérdida neural que atañe al nervio auditivo.

Causas:

Causada por un problema en la cóclea y/o en el nervio auditivo, que es la parte interna del oído que convierte el sonido en información eléctrica y la envía al cerebro.

Las causas de la hipoacusia neurosensorial son diversas, pero en general se pueden clasificar en dos categorías: congénita y adquirida.

Hipoacusia congénita: está presente desde el nacimiento y puede ser heredada o estar causada por un desarrollo anormal en las etapas de gestación del feto.

Hipoacusia adquirida: sucede después del nacimiento, puede estar causada por numerosos factores. Entre ellos:

Síntomas:

Si se padece en ambos oídos, se tiene dificultades para entender el habla, incluso cuando ésta suena lo suficientemente alta.

Si se  padece en un solo oído, se puede tener problemas para localizar de donde provienen los sonidos o para oír con ruido de fondo.

Soluciones para la hipoacusia neurosensorial:

El tratamiento de la hipoacusia neurosensorial varía dependiendo de su severidad y de si usted la padece en uno o en ambos oídos.

Prótesis auditivas o audífonos

Implantes cocleares e implantes acústicos de conducción ósea:

Implantes cocleares y de conducción ósea

Implantes cocleares para tratar la hipoacusia neurosensorial

Implantes de conducción ósea para tratar la Sordera Neurosensorial Unilateral (SSD)

3. Hipoacusia mixta

La hipoacusia mixta es una combinación de hipoacusia conductiva e hipoacusia neurosensorial, lo que implica que hay daños tanto en el oído externo o medio como en el oído interno.

Para las personas con hipoacusia mixta, los sonidos pueden ser a la vez más bajos de volumen y además más difíciles de entender.

Causas:

Causada por una combinación de lesión conductiva en el oído externo o medio y de lesión neurosensorial en el oído interno (cóclea) o en el nervio auditivo.

Síntomas:

Si la hipoacusia es mayoritariamente conductiva, el habla tiende a sonar inteligible, pero solo cuando el volumen es lo suficientemente alto y no hay demasiado ruido de fondo.

Si la hipoacusia es mayoritariamente neurosensorial, puede ser difícil entender el habla, incluso cuando parece que tiene el volumen suficiente.

Soluciones para la hipoacusia mixta:

Dependiendo de los grados y la composición de la hipoacusia mixta, puede tratarse con medicación, cirugía, prótesis auditivas o un sistema auditivo implantable de conducción ósea.

Auxiliar auditivo:

Los dispositivos auditivos de conducción área (audífonos) tienen que compensar tanto los elementos conductivos como los neurosensoriales.

Implante de conducción ósea:

Implantes de conducción mixta

Consideraciones que debes tener en cuenta ante una cirugía de implante coclear o de implante acústico

Toda cirugía tiene riesgos y posibilidad de que se produzcan ciertos efectos adversos que deben ser considerados por el paciente y sus familiares:

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

D 1705145-2