¿Un implante coclear es la solución a la hipoacusia? Para ella sí lo fue

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin

La inspiradora historia de una joven que pudo recuperar su audición con un implante coclear Cochlear.

A los cuatro años de edad, el mundo de Natalia Buitrago empezó a ser un mundo de silencios. Gracias al uso de audífonos (prótesis auditivas) y las terapias auditivas pudo moverse en el mundo de los oyentes hasta los 11 años. Pero ella misma notaba que le costaba más de la cuenta entender bien a sus padres, amigos y profesores.

Sin embargo, llegó el momento en que los audífonos dejaron de ser la solución para su pérdida auditiva y necesitó de un implante coclear para poder escuchar. Cuando lo recibió sintió, sobre todo, una inmensa gratitud.

“¡Soy feliz, puedo comunicarme contigo!… ¡Gracias! Estoy escuchando, estoy hablando”, expresa emocionada.

Pero las palabras podrían resultar pocas. Natalia volvió a escuchar a los pájaros, por ejemplo. Ella, amante del rock en inglés, sonríe y se alegra cuando lo escucha, cuando lo canta.

Conozca esta inspiradora historia de una mujer que perdió la audición a sus cortos 4 años y que hoy puede escuchar y vivir su vida de manera normal.

Como pudo notar en el testimonio anterior, algo que influyó para que Natalia hoy pueda oír y desarrollar su vida como cualquier otra persona, fue la detección e intervención temprana de la pérdida de la audición por parte de los padres.

Debe estar pendiente de la reacción (o la falta de esta) que tenga su hijo ante los diferentes sonidos que hay a su alrededor. De acuerdo con la edad, un bebé reaccionará a lo que escucha: tanto a los ruidos repentinos (golpes, cosas que se caen) como a la voz de sus padres, las risas o cuando se le llame por su nombre.

Es importante estar atento para saber si, efectivamente, el bebé reacciona frente a los sonidos. O si él mismo emite sonidos que imitan lo que escucha.

Si quiere saber si su hijo sufre hipoacusia debe leer: ¿Cómo saber si nuestros niños tienen problemas de audición?

La detección temprana de la hipoacusia es fundamental para lograr tratamientos más eficaces frente a la pérdida de la audición y el desarrollo del lenguaje y el habla en los menores.

Consulte con especialistas en la audición si cree o sospecha que su hijo no está escuchando correctamente. Sin embargo, recuerde que las pérdidas auditivas no son exclusivas de la infancia: los adolescentes, los adultos y los adultos mayores también pueden presentar hipoacusia.

Los implantes cocleares son una opción para el tratamiento de esas pérdidas, permitiéndoles a niños, adolescentes y adultos poder continuar con sus actividades sin mayores inconvenientes.

Si también le interesa conocer más sobre la cirugía: ¿Cómo es una cirugía de implante coclear?

¿Cuál podría ser la mejor solución auditiva para su caso?

Conozca la guía práctica de las diferentes tecnologías de los procesadores de sonido de los implantes de Cochlear. 

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

D1827424