Cinco consejos para cuidar su procesador de sonido

Lorem Ipsum
Procesador de Sonido Nucleus

Si usted actualmente se encuentra en casa, como medida para evitar la propagación de la enfermedad COVID-19, es importante que durante la cuarentena cuide de su procesador de sonido para estar siempre conectado.

¿Qué hacer mientras se está en la casa? El confinamiento a causa de la pandemia causada por el coronavirus ha hecho que sea necesario replantear las rutinas o crear otras.  Pero si usted es un usuario de implante coclear —o convive con un usuario—, hay una de estas rutinas a la que le debe prestar mayor atención: el cuidado del procesador de sonido.

Tener una rutina es una forma de garantizar la certeza en estos tiempos inciertos; y crear rituales diarios puede ser muy gratificante.

Kate Obermayer, una usuaria de Cochlear™ bilateral, es una madre ocupada de dos niños pequeños que también trabaja en un rol profesional. Su mejor consejo para mantenerse conectado es comenzar una buena rutina.

“No podría vivir sin mis procesadores, así que me encargo de cuidarlos. El mejor consejo es hacerlo parte de su rutina diaria, como cepillarse los dientes”.

No podría vivir sin mis procesadores, así que me encargo de cuidarlos. El mejor consejo es hacerlo parte de su rutina diaria, como cepillarse los dientes”

Kate Obermayer

Usuaria de Cochlear™

Tips para cuidar su procesador

Esto que le vamos a proponer no son complicadas acciones, todo lo contrario: son recomendaciones fáciles de cumplir con las que está asegurando el buen funcionamiento de su procesador.

1. Manténgalo seco

La humedad es a menudo la causa principal de los problemas, por lo que una atención básica para su procesador de sonido es clave y puede prevenir problemas a largo plazo.

«Me aseguro de limpiar y secar mi procesador limpiándolo con un paño de microfibra y lo coloco en la unidad deshumidificadora Dry & Store», dice Kate. Es una unidad de secado simple que permite que el aire cálido y seco circule alrededor del procesador de sonido. Es muy simple y lo mantengo al lado de mi cama».

También, establezco un recordatorio en mi calendario para reemplazar la pastilla (Dry-Brik®) desecante de mi deshumidificador, le recomiendo que también lo haga.

2. Revise la batería todos los días

Este paso es sencillo: si utiliza baterías recargables, revise que los pines estén limpios. En caso de que no lo estén, utilice una paño suave y seco para limpiarlos o sople sobre ellos.

Si los pines de la batería estaban sucios, es buena práctica también verificar si los conectores del cargador de batería están limpios también. De no estarlos, sople sobre ellos o utilice un paños sueva y seco para limpiar sus contactos.

Si utiliza baterías desechables, sigas las recomendaciones anteriores para verificar si los pines están limpios, pero además asegúrese de limpiar los contactos donde van colocadas las baterías zinc-aire.  Con un paño suave y seco, limpie las cavidades donde van colocadas sus baterías de zinc-aire, para asegurar que hagan buen contacto.

3. Cuide los protectores de los micrófonos

Si está escuchando mal, con atenuación o disminución en la calidad del sonido, puede ser que los micrófonos estén sucios. Una buena práctica es, cada noche, revisar si hay suciedad o mugre en ellos. Recuerde, además, reemplazar los protectores de micrófono cada tres meses.

4. Guarde su procesador correctamente

Si la humedad es una enemiga del procesador, la corrosión lo es todavía más. Por eso es importante hacer un buen uso del deshumificador para guardar el procesador durante la noche, y del everyday case para cuidarlo durante los momentos del día en que no lo esté usando. 

El deshumificador provisto por Cochlear tiene la cualidad de eliminar la humedad acumulada por el procesador a lo largo del día. Se recomienda, para un secado óptimo, guardar el procesador completamente ensamblado durante ocho horas. 

5. Manténganlo limpio

Esta es una tarea diaria, que debe hacerse con esmero, pero es simple: limpie su procesador y los accesorios con un paño suave y seco todos los días. 

Recomendaciones fáciles de cumplir con las que está asegurando el buen funcionamiento de su procesador.

Una recomendación final

Si usted no es el usuario del implante, pero convive con alguien que sí lo es y que no está en capacidad de seguir estas recomendaciones por sí mismo, ayúdele para que su audición no se vea afectada.

También, si es padre de niños con implante coclear, enséñeles cómo cuidar su procesador, cómo y dónde guardarlo, para que le den el mejor uso a este dispositivo auditivo que tanto les sirve.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

D1743170

Compartir este post​

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

La información en este sitio web es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva.

Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear.
Conozca la política de privacidad para Colombia. 

Copyright © 2020 Cochlear Ltd. All rights reserved