El antes y el después de un implante coclear: la historia de Daniel

Testimonio Daniel Briamonte
octubre 8, 2019

La Organización Mundial de la Salud habla de pérdida de la audición discapacitante, una condición que afecta a 466 millones de personas en todo el mundo¹. ¿Tiene solución? Sí, claro. Esta es la historia de Daniel, un hombre a quien la hipoacusia lo alejó del mundo y el implante coclear lo ayudó a encontrar el camino de regreso.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “más del 5% de la población mundial padece pérdida de audición discapacitante, 432 millones de adultos y 34 millones de niños. Se estima que de aquí a 2050 más de 900 millones de personas, una de cada diez, padecerá pérdida de audición”.

Un panorama preocupante teniendo en cuenta que la mitad de los casos podrían prevenirse a través de políticas de salud pública. Pero también hay opciones para tratar la pérdida de la audición.

La tecnología ha avanzado a pasos agigantados. Incluso pacientes con hipoacusia profunda pueden volver a oír, los implantes cocleares están de su lado. Ese fue el caso de Daniel Horacio Briamonte.

Lee también: “¡Una implantación es lo mejor que te puede pasar en la vida!”

La historia de Daniel

Daniel nació con pérdida auditiva leve, el mal funcionamiento de sus oídos pasó inadvertido por mucho tiempo. A los tres años de edad le diagnosticaron parotiditis, lo que afectó aún más su audición, pero solo fue hasta los cinco años cuando descubrieron que presentaba hipoacusia progresiva.

Mientras menos oía Daniel, más se iba encerrando en su mundo. Ya en la adultez se valió de audífonos para mejorar, levemente, la ca. A los 43 años perdió totalmente la audición de su oído izquierdo. Por recomendación de su médico, recibió su primer implante coclear.

Dos años después perdió totalmente la audición en el oído derecho. La solución fue, nuevamente, el implante coclear, tras la aprobación previa del especialista. “Mi vida dio un vuelco de 180 grados”, afirma Daniel.

Lee: ¿Qué es y por qué es importante la audición binaural?

Volver a empezar

Daniel cuenta que, antes de ser implantado, no tenía vida social, era una persona retraída, encerrada en su mundo, hacía todo lo posible para no interactuar con los demás, porque era muy evidente su hipoacusia y le daba mucha vergüenza. Tras el primer implante, su vida dio un giro inesperado: rápidamente se integró de nuevo a la sociedad. El segundo implante no hizo más que multiplicar esa sensación.

Y si se hace necesario el implante, agrega, no hay que temerle a la cirugía, su consejo es que sigan las recomendaciones de sus médicos y confíen en ellos si les indican que el tratamiento más adecuado es el implante coclear.

“No bajen los brazos si luego del implante aún no escuchan bien. Al principio se dificulta un poco, pero con el correr de los días, de los meses, el cerebro va haciendo los ajustes. De igual manera para quienes, luego del implante, quieren escuchar música y se decepcionan porque al comienzo se oye distorsionada: el cerebro va ajustando los sonidos y lentamente las melodías empiezan a sonar más afinadas y agradables”.

Esta es la historia de Daniel en sus palabras.

Sobre los implantes cocleares

Finalmente, es importante mencionar que si usted ya ha sido diagnosticado con hipoacusia, debe consultar con el médico para conocer cuál es el tratamiento más adecuado, de acuerdo con el tipo y grado de hipoacusia que se presente. Si bien el implante coclear ha demostrado mejorar la calidad de vida de muchos pacientes, algunos resultados pueden variar.

Recuerde que la situación de las personas que padecen pérdida de audición puede mejorar con toda la tecnología existente, pero es importante habilitación y rehabilitación para lograr mejores resultados.

¿Está listo para comenzar el camino hacia la audición? Con una buena guía seguro lo podrá lograr.

Tomado de: Sordera y pérdida de la audición. https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/deafness-and-hearing-loss Consultado el 4 de octubre de 2019.

Tenga en cuenta
La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™.