Lorena chaparro - testimonio

“¡Una implantación es lo mejor que te puede pasar en la vida!”

Cómo es seguir un camino hacia a la audición. Tener la oportunidad de crecer y ser feliz, con un implante auditivo. En el mes de la audición celebramos la oportunidad de conectarse al mundo de los sonidos, con una nueva y maravillosa historia Cochlear™. Conózcala.

Estaba emocionada. Cuando contó esta historia, quedaban solo dos días para entrar a cirugía y recibir su nuevo implante Cochlear™ Baha® Attract.

Lorena Chaparro tiene 20 años y conoce los nombres de cada una de las partes de sus oídos, de los exámenes que debió hacerse, de las clínicas a las que ha ido, de los modelos de soluciones auditivas e implantes que ha usado. Recuerda con cariño cada momento de terapia, las idas al hospital, las diligencias en su entidad prestadora de salud, a su médico de toda la vida: el Dr. Rivas. Cómo es nacer con sordera, su niñez, crecer con un implante auditivo y al final ver que todo valió la pena.

Nacer con sordera

Cuando Lorena salió del vientre de su madre, y el médico tomó a la bebé en sus manos, la sala de parto se quedó en silencio. Ella no lloró. Y el equipo médico alrededor tampoco dijo nada cuando detectó que la pequeña no tenía totalmente desarrolladas sus orejas (microtia).

Cuando su madre preguntó qué debía hacer, el médico se apresuró a responder: “se puede solucionar con una cirugía estética”.

Por fortuna en la familia de Lorena estaba Pola Chaparro, una audióloga, quien solicitó realizar la prueba de potenciales evocados auditivos. Cuando le pusieron un diapasón en la frente, la niña comenzó a llorar. ¡Sí podía oír!

Lorena Chaparro nació en Sogamoso, Colombia, en 1999 y fue diagnosticada con microtia bilateral con agenesia de conductos, una semana luego de nacer.

Su anatomía se caracteriza por ausencia de pabellón y conductos auditivos externos

Mira la historia de Lorena aquí mismo: 

La niñez: primera implantación

Lorena, con voz simpática y una fluidez igualmente sorprendente, recuerda muchas anécdotas: cuando se metía un sonajero en la boca para poder escucharlo. El día que estrenó su primer audífono de diadema y cómo se lo combinaban con todos los vestidos. Cuando a sus 5 años, fue una de las primeras niñas en Colombia en ser implantada con un implante Cochlear™ Baha® Connect.

Desde el comienzo, su madre, Adriana y su tía Pola, hicieron todo lo que pudieron para que Lorena converse como lo hace hoy: “todos los días tenía terapia y estaba tan cansada que me negué a seguir yendo, ¡no quería terapias, quería jugar! Pero ahora les debo mucho”.

Crecer

“Crecí como cualquier niña. Estuve en clases de equitación, patinaje y muchas otras actividades para desarrollar el equilibrio y tener una vida social. Mi mamá quería que hablara con otras personas y tuviera una vida normal”. Y aunque así fue, la adolescencia sería más dura.

“Cuando eres chiquito, a los niños no les importa si tú tienes algo o no, igual juegan contigo. Pero en el colegio, cuando eres adolescente el impacto social es diferente. Te dejan de lado, te dejan de hablar, eres la rara. Cuando le decía a la profe que repitiera, me decían: ‘ay otra vez la que no escucha’. Fue difícil”.

“Me empecé a ensimismar para que nadie me mirara, me dejaba el pelo largo, me tapaba. No tenía amigos. En noveno, era la única que no tenía novio. Yo no quería estar ahí pero no fui capaz de decirle a mi mamá que me hacían bullying. Al fin me pude ir en décimo cuando recibí una cirugía maxilofacial muy compleja. Como no tenía pabellones, mi rostro empezó a crecer hacia el lado derecho. Me sentía muy mal conmigo misma, me sentía de menor valor que otras personas”.

Aceptar

Para el último año del colegio, Lorena ya había tenido su primer novio. Y ¿por qué es relevante? Por qué fue uno de los momentos en que comprendió que podía ser querida como era: “Para mí tener novio fue como ¡wow! a alguien no le importa que sea sorda, sino quien soy”.

De cierta manera, ella ya se había aceptado. En algún momento su madre le dio la opción de realizarse una cirugía plástica reconstructiva de orejas, sin embargo rechazó hacérsela, y por el contrario pensó: “no tengo que ser igual a todos, no tengo por qué cambiar lo que me hace diferente en el mundo. Me gustan mis orejas chiquitas. Mis orejas me hacen quien soy”.

Un mundo de posibilidades para oír

En 2017, por causas externas, a Lorena le retiraron su implante. Mientras cicatrizaba para hacer de nuevo una intervención quirúrgica, su opción fue usar una Baha® Softband, una solución que no requiere cirugía. Se trata de una banda con uno o dos discos conectores (para una pérdida unilateral o bilateral) que se adapta a la cabeza del usuario..

Lorena estaba a punto de finalizar el colegio y quería verse mejor. Por eso cuando conoció el Baha® SoundArc, dijo: “¡yo quiero ese para mi graduación!”. Lo quería porque no se le iba a notar. Así que para el día del grado ésta fue su gran sorpresa.

Implante conducción osea

Tanto el Baha Sotftband como el Baha SoundArc funcionan con la misma tecnología y son compatibles con los procesadores Baha® 5, sin embargo éste último tiene un diseño es un diseño diferente que se ajuste a las necesidades diferentes de las personas.

Una nueva oportunidad: Baha® Attract

Cuando le retiraron el implante, el médico especialista, el Dr. Rivas, le dio a Lorena una nueva alternativa: un Baha® Attract. A diferencia del Baha® Connect, que se conecta al procesador con un pilar por encima de la piel, éste último utiliza una conexión magnética por debajo de la piel, para atraer el procesador de sonido al implante.

Infórmese mejor sobre las ventajas de las tecnologías de implantes de conducción ósea Baha.

¿Esto qué significa? Con el nuevo Baha® Attract, Lorena será más autónoma. Ahora no tendrá que estar pendiente del cuidado externo de la piel donde están los implantes ni pedir ayuda para su limpieza. Además estará conectado a un potente e inteligente procesador Baha® 5 Power, que se adapta a todos los ambientes.

“Estoy muy feliz porque estos nuevos implantes me conectarán con todo. ¡Todo está ahí dentro! Voy a poder hacer llamadas desde mi iPhone sin altavoz, ver televisión sin subtítulos y escuchar música con audífonos. Podré hacer cosas que no podía hacer antes y eso me emociona mucho”, expresa.

Cada solución auditiva ha sido una nueva oportunidad para Lorena. Según cuenta, con cada una de ellas ha escuchado nuevos sonidos. Por eso ahora su mayor curiosidad es saber qué nuevos sonidos descubrirá.

También puede leer: Cómo es una cirugía de un implante auditivo Baha Connect y de un Baha Attract.

“Me hace feliz escuchar y trabajar para que más personas sean escuchadas”

Lorena siempre ha sentido una motivación por ayudar a las personas, pero en un principio no tenía claro qué quería hacer en la vida. En Sogamoso (Colombia) fue voluntaria en la Fundación Vita Nova, que realiza terapias con caballos para personas con diversidad funcional.

Luego, animada por su otorrino, el Dr. Rivas, eligió su camino: ser fonoaudióloga. Actualmente Lorena cursa el tercer semestre de fonoaudiología en la Escuela Colombiana de Rehabilitación —ECR— en Bogotá (Colombia).

“¿Qué le diría hoy a una niña que nació con problemas auditivos?: le diría que todo va a estar bien. ¡Una implantación es lo mejor que te puede pasar en la vida! Quien vas a ser, será gracias a esa cirugía. Y a todas las personas que lo hicieron posible”.

“Yo estoy donde estoy gracias a mi mamá que buscó, corrió, me llevó; a las fonoaudiólogas que me hicieron las audiometrías; a los psicólogos, terapeutas y médicos que se tomaron todo el tiempo. A Cochlear™ que es mi familia”.

“Mi familia quería un milagro y Dios ya lo hizo. Me hizo diferente para que las personas vean que puedes ser diferente y extraordinaria. Amo ser quien soy, salir con mis amigos, montar a caballo, hacer deportes de riesgo, ser y hacer todo. Me hace feliz escuchar y por eso quiero trabajar para que más personas sean escuchadas”, finaliza Lorena, quien además es embajadora de Cochlear™.

¿Está listo para comenzar el camino hacia la audición? Con una buena guía seguro lo podrá lograr.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™.

Compartir este post​

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

La información en este sitio web es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva.

Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear.
Conozca la política de privacidad para Colombia. 

Copyright © 2018 Cochlear Ltd. All rights reserved