Los niños también pueden sufrir sordera

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin

Es importante saber que la pérdida de la audición no es una enfermedad exclusiva del envejecimiento. Conozca datos de lo que sucede, las causas de la sordera en niños y qué podría evitarla.

Alrededor del cinco por ciento de la población mundial padece de pérdida incapacitante de la audición, según cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)¹. En ese porcentaje se cuentan 34 millones de niños. Hay allí un dato que llama la atención: entre los menores de 15 años, el 60 por ciento de los casos de pérdida de audición se podría haber prevenido.

¿Cómo identificar la sordera en los niños? Hay algunas señales o síntomas que podrían advertirle de que algo no va bien con su audición, de acuerdo con su edad, el reconocimiento de algunos sonidos y el desarrollo del habla y el lenguaje.

También es muy importante que se practique en los bebés recién nacidos un tamizaje auditivo, con lo cual es posible detectar la sordera en los niños a tiempo, identificando posibles fallas en las estructuras que componen el oído, por ejemplo.

Sin embargo, hay que tener claro que debe ser un especialista en salud auditiva quien realice el diagnóstico de sordera en niños y en adultos, tras una serie de pruebas que confirmen la pérdida auditiva, su tipo (conductiva, neurosensorial o mixta) y el grado, que puede ir de leve a profunda.

¿Cómo prevenir la sordera en los niños?

Un dato final: Cerca del 20% de las personas que padecen pérdida de audición pueden mejorarla con dispositivos tales como los audífonos y los implantes cocleares, dice la OMS.

¿Cómo estimular el lenguaje en un niño con hipoacusia?

Todo niño con hipoacusia que reciba un implante auditivo, bien sea coclear o acústico, necesita un proceso de rehabilitación auditiva (o habilitación, dependiendo de si la pérdida de la audición se presentó antes o después de adquirir el habla), una terapia auditiva que incluya actividades que le permitan aprender a usar y a escuchar de nuevo (o por primera vez) por medio de la solución auditiva que haya recibido.

La estimulación temprana en niños con sordera o con hipoacusia es fundamental para que logren un mejor desarrollo del habla y del lenguaje. En esa estimulación es fundamental que participen todas las personas del hogar.

Tenga en cuenta

Pida consejo a su profesional de la salud acerca de los tratamientos para la hipoacusia. Los resultados pueden variar, y el profesional de la salud le indicará qué factores pueden afectar a sus resultados. Lea siempre las instrucciones de uso. No todos los productos están disponibles en todos los países. Si desea obtener información sobre los productos, póngase en contacto con el representante local de Cochlear.