¿Cuáles son los posibles riesgos de una cirugía de implante coclear?

<i class="fab fa-facebook" aria-hidden="true"></i> Share on facebook
<i class="fab fa-twitter" aria-hidden="true"></i> Share on twitter
<i class="fab fa-linkedin" aria-hidden="true"></i> Share on linkedin

La cirugía de implantes cocleares tiene pocas complicaciones. Aun así, es necesario conocer los distintos riesgos y consecuencias de la operación.

Toda cirugía tiene riesgos, pueden presentarse ciertos efectos adversos que deben ser considerados por el paciente y sus familiares. La cirugía para realizar un implante coclear, no es la excepción.

El otólogo, neurocirujano y consultor de Cochlear™ para Latinoamérica, Jorge Almario, señala que se trata de una intervención de bajo riesgo y que suele ser rutinaria para los especialistas. Sin embargo, reconoce que se pueden presentar algunas situaciones, entre ellas:

Además, pueden presentarse complicaciones posteriores a la cirugía que, en algunos casos, requieren tratamiento médico adicional, una nueva intervención quirúrgica o, incluso, la extracción del dispositivo. Son estas, entre otras:

Según la Biblioteca Nacional de Medicina del gobierno de Estados Unidos, esto es lo que puede esperar de una cirugía de implante coclear:

Cómo se pone el implante coclear

Para realizar la cirugía:

Después de la cirugía:

Recomendaciones tras la cirugía de implante coclear

¿Qué se puede hacer y qué no después de haber sido implantado? Para el otólogo Jorge Almario, el cuidado posterior a la cirugía es básico, pero no por eso debe descuidarse por parte de la persona implantada.

La hidratación y la buena alimentación siempre serán necesarias. En algunos casos se indicará la aplicación o toma de medicamentos (bien sea para el dolor o para evitar infecciones). Es vital que se cumpla con esas indicaciones.

Hay que estar muy pendiente —dice el especialista— de cualquier señal de infección que se presente: fiebre, enrojecimiento de la zona afectada o pus, por ejemplo. Aunque, advierte Almario, es normal que los vendajes se manchen un poco con fluidos corporales.

Almario hace hincapié en el cuidado de la herida: en los primeros días debe lavarse con mayor cuidado, con ayuda de una toalla humedecida, y secarla con pequeños toques. Nada de duchas ni estregar con champú la zona afectada.

El especialista recomienda dormir sobre el lado operado, siempre y cuando no le produzca dolor, para ayudar en el proceso de cicatrización, que tarda entre tres y cinco semanas.

Sin embargo, aunque ya esté cicatrizada la herida y se haya activado el procesador de sonido, Almario recomienda evitar los deportes de contacto físico y los que se practican en el agua. Para un paciente recién implantado, nada de mar, ni ríos, ni piscinas durante los primeros meses siguientes a la operación. También es importante evitar golpear la zona intervenida.

Más allá de esto, no hay contraindicaciones para las personas que han recibido un implante coclear para realizar sus actividades diarias.

El compromiso mayor del usuario viene luego, con el proceso de rehabilitación, que deberá asumir con disciplina para poder alcanzar los resultados esperados con el implante coclear.

Recuerde que para la introducción de los electrodos es necesario tener una cóclea preservada. Para mejor definición de la indicación del implante coclear, una evaluación con el médico otorrinolaringólogo es determinante para verificar las condiciones anatómicas y poder definir el tratamiento.

La hipoacusia se puede tratar

La pérdida de la audición de manera incapacitante es una condición que afecta a alrededor de 460 millones de personas alrededor del mundo¹, según cálculos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es una situación que se puede prevenir en el 60 % de los casos, pero también se puede tratar gracias a desarrollos como los implantes cocleares. Una detección temprana de los problemas de audición es esencial para obtener los mejores resultados posibles, en especial en los niños que aún no han desarrollado el habla.

Hipoacusia en adultos mayores

Si bien es real que con los años se pierde gradualmente la capacidad auditiva (presbiacusia), también lo es que se trata de una situación que se puede remediar con la ayuda de estos dispositivos auditivos.

Recuperar la audición, o mejorar la que se conserva, es una posibilidad real que las personas con hipoacusia no deberían dejar de considerar.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

Referencias

D1705142-2