Aprende a reconocer los problemas de audición en adultos mayores

Problemas de audición en adultos mayores
septiembre 22, 2020

Presbiacusia. Ese es el nombre que recibe la pérdida de audición asociada con la edad. Sin embargo, no solo se trata de no escuchar bien, sino de los problemas que pueden acompañar la disminución o la nula capacidad de oír.

Puede que al principio nadie en la familia lo haya notado. Solo les parecía que el abuelo (o abuela o padre o madre) tenía el televisor o la radio con más volumen de lo habitual. O había que repetirle una y otra vez para que, finalmente, entendiera.

Después se fueron dando cuenta de que el abuelo (o abuela o padre o madre) cada vez participaba menos en las conversaciones, se había vuelto muy solitario, ya no compartía casi con los demás. Tardaron en notar que ese retraimiento se debía a que el abuelo (o abuela o padre o madre) no escuchaba bien.

No es un caso extraño. La presbiacusia es un fenómeno biológico que puede empezar a manifestarse desde los 50 años de edad¹. Se calcula que un 60 % de los mayores de 70 años pueden tener una pérdida de audición de 25 decibeles², es decir, no escucharían bien una conversación en voz baja. 

Sin un tratamiento para la pérdida de la audición, los adultos mayores se pueden ver sometidos a un aislamiento que puede afectar su bienestar y salud mental.

¿Cómo saber si tengo problemas de audición?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala algunos síntomas que advierten sobre la hipoacusia en adultos mayores. Una persona puede tener pérdida de audición cuando

  • Suele pedir, con frecuencia que le repitan lo que han dicho.
  • Debe subir el volumen de la televisión más de lo normal.
  • Parece perderse parte de las conversaciones.
  • Dice tener un zumbido en el oído.
  • Habla demasiado alto, incluso en situaciones donde es innecesario hacerlo.

Para la OMS, en esos casos, se debería solicitar una consulta con especialistas, para medir qué tal está funcionando la audición de esa persona y cuál es el estado de su pérdida, en caso de que haya alguna, para luego mirar qué pasos seguir.³

¿Cómo es el tratamiento para un problema de audición?

El tratamiento para los problemas de pérdida de audición o hipoacusia dependen tanto del nivel de la pérdida y de las condiciones de la persona, como de las decisiones y recomendaciones de los especialistas (audiólogos y otorrinolaringólogos, entre otros).

Cada caso es particular. Sin embargo, dependiendo del tipo de hipoacusia (conductiva o neurosensorial) y su tipo (leve, moderada, severa o profunda) es que se define el tratamiento.

Una de las opciones es el uso de implantes cocleares o de conducción ósea, soluciones a largo plazo que permiten a las personas recuperar la capacidad de escuchar.

Sin embargo, es importante insistir en que el tratamiento depende de las condiciones y el nivel de pérdida  auditiva de cada persona. En caso de ser candidato a un implante, habrá un proceso de preparación, una cirugía y luego será necesaria la rehabilitación para aprender a escuchar con este dispositivo.

¿Es posible la recuperación de la escucha luego de tener problemas de audición?

Una respuesta optimista permite decir que sí. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas consideraciones, como el momento de la consulta y el estado de pérdida de la audición. Con el uso de dispositivos auditivos, incluso personas con hipoacusias profundas, puedan escuchar de nuevo, pero es imposible devolverle la capacidad de escuchar a alguien totalmente sordo.

La recuperación de la audición, además, depende del compromiso que asuman los usuarios de los dispositivos con el proceso de rehabilitación, pues es necesario volver a aprender a escuchar, para distinguir los sonidos rutinarios y del habla.

¿Qué tan grave es para mi salud tener problemas de audición?

La pérdida paulatina o súbita de la audición (esta última es una urgencia médica) representa un riesgo para la salud física y mental. Sin embargo, existen posibilidades, como el implante coclear, para tratar esa situación y darles solución a los problemas causados por la hipoacusia.

La pérdida de la audición en adultos mayores está asociada, como ya se ha mencionado, con problemas de salud mental, como la soledad y la depresión. Incluso, la hipoacusia, sobre todo sin tratamiento, puede estar relacionada con la demencia senil⁴.

¿Puedo quedar sordo si tengo problemas de audición?

La pérdida auditiva asociada a la edad o presbiacusia es un deterioro continuo en las estructuras del oído que pueden llevar a la pérdida total de la audición. 

Lo mismo ocurre con otros problemas del oído, como las otitis crónicas o el consumo de medicamentos que pueden resultar ototóxicos, como algunos para la diabetes o la hipertensión. La falta de atención puede llevar a consecuencias irremediables.

Por eso, la consulta con los especialistas ante sospechas de pérdida de la audición son fundamentales, para actuar a tiempo y con el tratamiento indicado.

¡Aprende a prevenir futuros problemas de audición!

No hay manera de prevenir la presbiacusia, pero sí es posible cuidar, en general, de la salud auditiva. La primera recomendación es evitar la exposición a ruidos fuertes, incluso desde la juventud, porque hay que saber que esta no es un seguro contra la hipoacusia.

Si usted es padre de familia, recuerde mantener al día el esquema de vacunación de sus hijos, en especial las inmunizaciones contra el sarampión, la meningitis, la rubéola y la parotiditis. Y si es mujer y espera tener hijos, procure tener previamente la vacuna contra la rubéola.

Finalmente, es una buena práctica de salud auditiva realizar, periódicamente, exámenes que permitan evaluar qué tal está escuchando, en especial si sospecha que usted o alguno de sus familiares no está escuchando bien.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

Referencias
¹ Hipoacusia: trascendencia, incidencia y prevalencia. En: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0716864016301055#:~:text=INTRODUCCI%C3%93N,prevalente%201%2C%202%2C%203.
² Age-related hearing loss: current research. En: https://journals.lww.com/co-otolaryngology/Abstract/2003/10000/Age_related_hearing_loss__current_research.10.aspx
³ Pérdida de audición relacionada con el envejecimiento (presbiacusia) En: https://www.who.int/features/qa/83/es/
⁴ Hipoacusia: un nuevo factor de riesgo para demencia. En: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-48162017000300237

D1778445