Conozca esta guía relevante que le enseñará el uso correcto del procesador de sonido

Uso procesador de sonido
septiembre 8, 2020

El buen y correcto uso del procesador de sonido le permitirá aprovechar al máximo sus características, así como alargar su vida útil y, lo más importante, seguir escuchando.

El procesador de sonido es, junto con el propio implante (coclear o de conducción ósea) dos aliados sin los cuales la audición, en las personas con hipoacusia, es imposible de recuperar.

Cuidarlos, darles buen uso y mantenerlos en buen estado es, entonces, una prioridad para sus usuarios. El implante está hecho para durar toda la vida, pero una falla en los procesadores de sonido significa que habrá problemas con la audición. 

Así que si se ha estado preguntando cómo evitar hacer un mal uso del procesador o cómo puede su utilización afectar su durabilidad, esta guía busca responder algunas de esas preguntas.

Beneficios de hacer un buen uso del procesador

El principal beneficio de hacer buen uso de su procesador es la audición. Que esté funcionando correctamente, con todo su potencial, es lo mejor para sus usuarios. Cualquier disminución en su rendimiento afecta la calidad de la escucha y el reconocimiento de todos los sonidos, impactando negativamente en la la calidad de vida de quienes los utilizan. 

¿El buen uso del procesador está relacionado con su durabilidad? Claro que sí. Y ese es el segundo beneficio de cuidar el procesador de sonido: asegurar su durabilidad.

¿Cómo hacer un buen uso del procesador puede beneficiar mi dispositivo?

El procesador está fabricado con materiales fuertes y resistentes. Pero no es indestructible. Hay que protegerlo cuando no está en uso y darle mantenimiento cada cierto tiempo, para asegurar que todas sus partes funcionan correctamente.

¿Tiene enemigos? Sí claro. La humedad y el polvo. Mantenerlo limpio y seco es fundamental. Asegúrese de limpiarlo cada noche, antes de acostarse. Lo puede hacer con un pañuelo suave. 

También debe protegerlo de la corrosión, que es aún más riesgosa que la humedad. Por eso es importante hacer un buen uso del deshumificador para guardar el procesador durante la noche, y del Everyday Case para cuidarlo durante los momentos del día en que no lo esté usando. 

El deshumificador provisto por Cochlear tiene la cualidad de eliminar la humedad acumulada por el procesador a lo largo del día. Se recomienda, para un secado óptimo, guardar el procesador completamente ensamblado durante ocho horas. 

Si su procesador de sonido es un Nucleus y utiliza el Zephyr Dry & Store, reemplace la pastilla (Dry-Brik®) desecante en su deshumidificador cada dos meses. Si es un Baha y utiliza el Mini Super Dri Aid, verifique que las perlas sigan de color azul, si ya están blancas, siga las instrucciones del envase para reactivarlas.

Recuerde, antes de colocar su pro­cesador en el deshumidificador en la noche, retire todo el polvo y mugre con un paño suave. Recuerde apagar su procesador antes de colo­carlo en el deshumidificador.

Hay que proteger el procesador de la humedad, sí, pero cuidando de no obstruir los micrófonos. Si su procesador de sonido es retroauricular, es conveniente cambiar con frecuencia los protectores de los micrófonos, por lo menos cada tres meses. 

Si utiliza almohadillas SoftWear, verifique que estén en buen estado. Para el Baha Attract, verifique el estado de su al­mohadilla SoftWear, si está deteriorada o dañada, reemplácela. 

El talco, el maquillaje y los aerosoles para el cabellos (hair-spray) pueden afectarlo, así que tenga cuidado al usarlos. 

Es esencial mantener como rutina los cuidados continuos que debe realizar a su procesador. Consulte en la guía de usuario los cuidados específicos de su modelo.

¿Qué relación tiene la batería con el uso del procesador?

El funcionamiento del procesador también depende del correcto funcionamiento de las baterías o las pilas. Si su procesador tiene batería recargable, revise con frecuencia que los pines donde se ajusta la batería estén limpios. Si usa pilas desechables, asegúrese de que los contactos estén limpios, también. Puede usar un paño suave para retirar el polvo, o soplarlos.

  • Si utiliza baterías recargables, revise que los pines estén limpios. En caso de que no lo estén, utilice un paño suave y seco para limpiarlos o sople sobre ellos.
  • Si los pines de la batería estaban sucios, es buena práctica también verificar si los conectores del cargador de batería están limpios también. De no estarlos, sople sobre ellos o utilice un paño suave y seco para limpiar sus contactos.
  • Si utiliza baterías desechables, siga las recomendaciones anteriores para verificar si los pines están limpios, pero además asegúrese de limpiar los contactos donde van colocadas las baterías zinc-aire. Con un paño suave y seco, limpie las cavidades donde van colocadas sus baterías de zinc-aire, para asegurar que hagan buen contacto.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™

D1772541