sordera-y-niveles-de-pérdida-auditiva

Sordera, una condición que afecta a más de 400 millones de personas

La detección temprana de la pérdida de la audición, hipoacusia o sordera puede, con un tratamiento adecuado, reducir los impactos en el bienestar de quienes la presentan. Los implantes cocleares son una opción relevante.

El cinco por ciento de la población mundial presenta algún tipo de sordera discapacitante, dice un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentado en marzo de 2019.

Se podría pensar que es una cifra baja. Sin embargo, ese cinco por ciento representa 466 millones de personas. Para hacerse una idea: es como si toda la población de Estados Unidos y México, junta, sufriera de sordera. Y, para 2050, calcula este organismo de la ONU, habrá en el mundo alrededor de 900 millones de personas con pérdida de audición discapacitante.

Los casos de sordera en América Latina y el Caribe, señala la Organización Panamericana de la Salud (OPS) “representan el nueve por ciento de la carga de la pérdida de la agudeza auditiva en el mundo”.

Pero, ¿qué hace que se pierda la audición, qué es lo que causa sordera? Hay varias razones, que van desde lo genético, de paso por algunas enfermedades hasta una exposición riesgosa al ruido excesivo.

Sin embargo, las mismas autoridades sanitarias reconocen que la detección temprana de los problemas de audición y un correcto tratamiento pueden reducir los problemas o condiciones desfavorables causados por la sordera.

Tipos de sordera

Puede perderse la capacidad de oír de una manera leve, moderada, severa o profunda. Se habla de pérdida de la audición cuando apenas se logran detectar los sonidos iguales o mayores a 25 decibeles.

Ahora, como se ha dicho antes, no todos los tipos de sordera son iguales ni tienen el mismo origen y es importante reconocer sus síntomas.

  • Sordera congénita: afecta a uno de cada 400 recién nacidos. También puede desarrollarse con los años, en la infancia o adolescencia.
  • Hipoacusia conductiva: si hay una diferencia entre los umbrales conducidos por el aire y el hueso, se muestra una pérdida auditiva conductiva. Esto se debe a problemas en el oído externo o medio que atenúan el sonido a medida que pasa por estas partes.
  • Sordera súbita: esta pérdida repentina es considerada como una emergencia médica. Su causa es difícil de determinar, pero puede ser por traumas, infecciones o trastornos del oído interno, entre otros.

Lea también: Tipos de sordera y niveles de pérdida auditiva.  

Es importante, en todo caso, aprender a identificar algunos de los síntomas que revelan la pérdida de la audición, tanto la paulatina como aquella que se presenta de manera repentina, tanto en los menores como en los adultos.

Descarga esta guía para reconocer la pérdida de audición en adultos.

Efectos de la sordera

La OMS es clara en su informe al señalar las consecuencias que acompañan la pérdida de la audición, que son tanto funcionales (problemas de comunicación o de desarrollo del lenguaje en los menores de edad, por ejemplo), sociales y emocionales (como la soledad y el aislamiento) y económicos, pues se estima que “los casos desatendidos de pérdida de audición representan un coste mundial anual de 750.000 millones de dólares”, señala el reporte de la agencia sanitaria.

Le puede interesar: Hipoacusia en adultos mayores: pérdida de audición y deterioro de calidad de vida.

Estamos hablando de problemas de inclusión, desescolarización y pérdida de oportunidades laborales ante una situación que se puede evitar con las medidas de prevención correctas, pues “la mitad de los casos de pérdida de audición pueden prevenirse a través de medidas de salud pública”, agrega el informe de la OMS.

Enfermedades como el sarampión, la meningitis, la rubéola y la parotiditis pueden causar pérdida de la audición, para las cuales existen vacunas, por ejemplo.

La sordera tiene tratamiento

El silencio obligado causado por la sordera, en cualquiera de sus tipos, no tiene por qué ser definitivo, pues hay tratamientos que pueden recuperar el sentido del oído, incluso en casos de sorderas congénitas profundas, por ejemplo.

Lo importante es un diagnóstico precoz de la condición y encontrar el tratamiento adecuado, que puede ser con algunos aparatos auditivos, bien sean audífonos o implantes cocleares. Este último es un dispositivo médico electrónico que tiene como función reemplazar las funciones del oído interno que se han visto afectadas.

Explica la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA), que los implantes cocleares “están diseñados para ayudar a adultos y niños sordos que obtienen poco o ningún beneficio de los audífonos”. Incluso, personas con sordera neurosensorial profunda pueden beneficiarse con estos dispositivos.

Tenga en cuenta

La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear™.

Compartir este post​

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

La información en este sitio web es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva.

Todos los productos deben usarse solo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear.
Conozca la política de privacidad para Colombia. 

Copyright © 2018 Cochlear Ltd. All rights reserved