Cómo funciona un implante de conducción ósea

Mujer usando un procesado de sonido baha
octubre 31, 2018

¿Su especialista considera que podría necesitar un implante de conducción ósea? Entender de qué se trata y cómo funciona es el primer paso que se debe dar.

Ahora que su audiólogo o médico especialista logró identificar que su problema de audición se trata de una pérdida auditiva conductiva le contaremos cuál podría ser una alternativa para mejorar de manera efectiva su condición, y cómo funciona.

Primero, recuerde que padecer hipoacusia conductiva quiere decir que tiene dificultades en el oído externo y medio que no permiten que los sonidos lleguen el hasta oído interno, que es donde se encuentran los nervios que permiten transmitir los sonidos al cerebro.

¿Cómo lo solucionamos?

Una de las formas biológicas de transmitir el sonido (además de la conducción área) es a través de vibraciones en el hueso del cráneo, es decir, por medio de conducción ósea.

Partiendo de ahí, en Cochlear™ hemos desarrollado implantes y procesadores de sonido que permitan hacer este tipo de transmisión, denominados Baha®.

Los sistemas de conducción ósea permiten tratar la pérdida auditiva conductiva porque tienen la capacidad de transmitir los sonidos directamente al oído interno, evitando pasar por las zonas afectadas en el oído externo y medio.

La tecnología de estos implantes ha venido evolucionando con el paso de varias generaciones y versiones para convertirse en una solución de vanguardia, líder en el mercado. A continuación podrá ver cómo funciona.

Tecnología de implantes Cochlear

*La imagen anterior corresponde a un Baha® Connect System (sistema de conducción ósea) que funciona con un imán. Por su parte un Baha® Attract System funciona de manera similar a través de un pilar.

Teniendo en cuenta que la pérdida auditiva conductiva es un tipo de hipoacusia moderada, los pacientes según su caso pueden optar por usar audífonos que amplifican el sonido, para enviarlo a un nivel más fuerte a través del canal conductivo.

Esto quiere decir que se fuerza el sonido a pasar por el oído externo y medio para llegar hasta el oído interno, donde está la cóclea.

Si usted tiene un sistema de conducción ósea, el sonido se transmitirá sin esfuerzo puesto que usará la capacidad natural del hueso para conducir el sonido.

De esta manera usted podrá recibir una señal más clara, percibir los sonidos en diferentes tipos de ambientes y mientras realiza diferentes actividades, para finalmente sentirse más cómodo, seguro y llevar una vida normal y sin interrupciones. 

Si quiere saber si este es el tratamiento indicado para su condición, consulte a su médico.

Para conocer cada tecnología, versiones, diferencias y beneficios descargue esta guía en donde encontrará todos los detalles.

Un dato: La microtia y la atresia son malformaciones congénitas de nacimiento, por lo que los niños pueden nacer con una o ambas afectaciones. Haga clic aquí para conocer los problemas y soluciones.

Tenga en cuenta
La información en esta guía es solo para fines educativos y no tiene la intención de diagnosticar, prescribir tratamiento o reemplazar el consejo médico. Consulte a su médico o profesional de la salud sobre los tratamientos para la pérdida de la audición. Ellos podrán asesorar sobre una solución adecuada para su condición de pérdida auditiva. Todos los productos deben usarse sólo según las indicaciones de su médico o profesional de la salud. No todos los productos están disponibles en todos los países. Por favor, póngase en contacto con su representante local de Cochlear®.